Firmat, martes, 11 de agosto de 2020
Edición Digital Nro: 807
 

Archivo | Busqueda avanzada

Deportes | 01/07/2020
Walter Samuel
“Argentino es una parte muy importante de mi vida”
El Correo le realizó una extensa entrevista a Walter Samuel, el exjugador, ahora en el cuerpo técnico de la Selección Nacional. Recuerdos, anécdotas, deseos en una nota imperdible con el futbolista firmatense más importante de la historia.
La vida de Walter Samuel (42 años) alguna vez será plasmada en un libro por la cantidad de ribetes que tiene y que seguramente tendrá, en lo personal y en lo futbolístico.

El Muro, como se lo reconoce en el ambiente de la redonda, vía WhattsApp, dialogó extensamente con El Correo de Firmat sobre la actualidad, el pasado y el futuro de su vida.

-¿Te imaginaste alguna vez vivir una situación así como la de esta pandemia?
-La verdad que no me lo esperaba. Cuando apenas empezó todo yo estaba en Argentina porque estábamos esperando para empezar a entrenar para las eliminatorias y todo se fue agravando. Yo tenía mi familia en Italia y cuando se suspendió todo, me volví a Europa para estar con mi esposa y mis hijos, a pesar que tengo a mi papá, a mis hermanas, a mi mamá y a mis amigos entre Firmat y Rosario, al igual que la familia de mi señora.

Es algo que uno nunca se imaginó que pudiera ocurrir, que se expandiera tanto, y que hubiera tantas muertes como hubo acá en Italia que fue uno de los países más golpeados. Fue terrible escuchar ambulancias a cada rato. Espero que termine lo antes posible para todos.

-En la cuarentena, ¿en que aprovechaste la mayoría del tiempo?
-Estando encerrado traté de estar cerca de mis chicos que están en una edad complicada como lo es la adolescencia. Tratamos de llevarla lo mejor posible ya que el día se hacía largo y había que entretenerlos. Cuando empezaron la escuela por internet fue más llevadero. Yo empecé a hacer el curso de entrenador y solo me quedan los exámenes ya que lo terminé hace poco. De vez en cuando cocinaba, a la noche, trataba de improvisar y hacer cosas nuevas.

-Este año es especial también por muchos momentos importantes de tu carrera. 20 años del título de la Libertadores con Boca, 10 años del triplete con el Inter y esta semana un nuevo aniversario del Mundial con el Sub 20 en Malasia. ¿Qué recuerdos se te vienen a la cabeza?
-Los recuerdos son muy buenos. Es increíble que hayan pasado 20 años, pero lo de Boca tiene un significado muy especial por el hecho de ser, además, hincha y haber ganado esa Libertadores.

Lo del Inter no me lo esperaba, a pesar de que éramos un grupo muy experimentado donde muchos teníamos ya más de 30 años y hacia tiempo estábamos juntos, fue como cerrar un ciclo hermoso.

El título con la Sub 20 fue el inicio y me ayudó mucho para llegar a la Primera de Newells. Y ahora estoy trabajando con gente que salió de ese plantel (Scaloni, Placente, Aimar), así que lo grupal fue fundamental ya que se mantiene a través de los años y a pesar de que no somos amigos entre todos, tenemos excelentes recuerdos.

-¿Imaginabas luego de tu retiro como jugador, que al poco tiempo estarías en el cuerpo técnico de la Selección?
-Sinceramente no lo esperaba. Cuando Lionel (Scaloni) me llamó, él estaba trabajando en el Sub 20 y tenía que hacer un interinato de seis partidos por seis meses en la Mayor. Con Scaloni siempre estuve en contacto telefónico, hablábamos de fútbol cada vez que nos encontrábamos. Yo lo seguí mucho cuando estaba con Sampaoli, y me interesaba que le vaya bien. No esperaba que me llamara, yo estaba libre e iba a empezar a probar solo, y el hecho de conocerlo a él, a Aimar, y que me dieran esa posibilidad fue interesante. De a poco vamos formando un buen grupo y ojalá se pueda plasmar en las eliminatorias. Ya tuvimos la oportunidad de jugar la Copa América, amistosos, pero ahora viene lo más difícil y esperemos que estemos a la altura que es a lo que todos aspiramos.

-¿Cómo planean el retorno al trabajo con la Selección?
-Es difícil planear todavía porque hay mucha incertidumbre y no es fácil para ningún cuerpo técnico que trabaja con selecciones. Dijeron que jugábamos en septiembre pero ahora en sudamérica hay muchos casos. Sí, nos reunimos por videollamada entre nosotros cuando hay partidos, hablamos, tratando de llevar a cabo la idea que tenemos. Más que eso no podemos hacer, ya que no podemos ir a la cancha a ver a los jugadores.

-¿Te ves dirigiendo en el futuro en el fútbol argentino?
-La verdad que no me imagino porque estoy enfocado con la selección y no quiero salirme de eso. El desviarme para pensar en mí, no, yo estoy para apoyar a Lionel que es lo principal para mí, junto al cuerpo técnico que tenemos con el cual hay muy buena sintonía y estoy muy cómodo. No me imaginó dirigiendo por ahora en Argentina.

-¿Cómo analizás la situación por la vuelta del fútbol en Italia y en Argentina?
-La situación es rara. En Italia empezaron a jugar sin público, y hablando con alguno de los jugadores, ellos no veían la hora de empezar a entrenar, y ahora ya están jugando. Sienten la competición y quieren estar, a pesar de que te dicen que es raro jugar sin público.

Lo mismo pasa en el fútbol argentino, donde muchos no saben qué hacer porque no se lo permiten y ahora que hay un pico de contagios va a ser difícil que vuelvan en poco tiempo. Esperemos que se normalice pronto, que pueda hacer un buen protocolo para poder entrenarse, pero eso dependerá de la sanidad, que es la gente que entiende del tema. La vuelta al fútbol es de a poco, y pasa a un segundo plano después de haber visto tantos casos y tantas muertes. 



-Tuviste la suerte de jugar con Maradona y Messi. ¿Qué te dejó cada uno?
-Con Diego me tocó jugar en el final de su carrera en Boca, que era justo el inicio mío donde jugaba poco. Tenerlo a Maradona enfrente generaba un montón de cosas, no solo a mí sino al ambiente en general, fue algo increíble.

Con Messi fue al revés, ya que eran mis últimos años de carrera. Leo iba como protagonista principal en el Mundial 2010. En ese momento era más calladito y ahora tiene otro rol, es el capitán, se impone. Yo tuve la suerte de jugar con dos jugadores, que hacen cosas difíciles con una normalidad terrible.

-¿Cómo te ves de acá a diez años?
-Con respecto al fútbol me veo adentro siempre. Cuando dejé de jugar noté que me gusta estar en la cancha, sentir el pasto, estar ahí. No sé en qué rol, pero tengo en claro que me gusta eso. En lo personal me gusta siempre estar cerca de mi familia, no quiero resignarlo ya que ellos me siguieron siempre donde yo me he movido y no quiero perder el contacto del día a día que para mí es muy importante.

-Cuando eras un pibe y jugabas de delantero en la Villa, ¿soñaste alguna vez con hacer semejante carrera?
-La verdad que no lo hubiese imaginado nunca, a pesar de que yo jugaba de defensor en los picados que hacíamos en el club o en mi barrio. Nunca imaginé llegar a los niveles donde estuve. Lo hablé con mis hijos y les conté que se dio de manera natural. Fuimos a una prueba con el equipo a Newells y a Central, y ahí quedamos varios, pero nunca hubiese pensado de ir solo a probarme, cosa que no hubiera hecho.

-¿Quién era tu ídolo futbolístico de chico?
-Los de nuestra era estamos marcados por Maradona, que era como el Dios del fútbol. En mi posición yo crecí en la época del Tata Brown, Giuntini, Simón, que eran los que más miraba por Boca a pesar de que yo no tuve el estilo de ellos; yo tengo otro físico, ellos eran jugadores de otra calidad, más limpios y más vistosos que yo.

-¿Qué significa Argentino en tu vida?
-Argentino es una parte muy importante de mi vida. Tanto familiar como personal porque mi viejo estaba en la subcomisión; mi mamá y mis hermanas me acompañaban a todos los partidos y torneos e hicieron un gran esfuerzo en seguirme y ban- carme. Yo soy hincha de Argentino, me encantaba el Regional cuando se jugaba, lo seguía a todos lados. Era un fanatismo muy grande que tenía y no lo puedo olvidar. Los chicos de la 78 se están reuniendo y me han invitado a ir. Ver a César Aguirre y a Luciano Del Carlo en las inferiores junto a Martín Villalba me pone muy contento, porque es gente del club que lo quiere mucho, donde también estuvo Mariano Canduso.

Lo tengo siempre presente a Argentino, espero en poco tiempo poder ayudarlo en algo e involucrarme un poco que seguramente el club lo necesita.

Haga Click para ampliar la imagen
Haga Click para ampliar la imagen

Video Relacionado

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales y no deben ser atribuidos al pensamiento de la redacción de El Correo de Firmat. Los comentarios pueden ser moderados por la redacción.