Firmat, jueves, 28 de octubre de 2021
Edición Digital Nro: 857
 

Archivo | Busqueda avanzada

Actualidad | 12/09/2021
Firmat
Acá están, estas son, las perlitas de las PASO

Como es tradición, El Correo comparte algunas de “las perlitas" que surgen en los lugares de votación. Señoras, señores, acá están, estas son:

Ellos después.
En una institución educativa recién dejaron entrar a los fiscales a las ocho y media. Solo ingresaron a horario los presidente de mesa. ¡La próxima hay que organizarse mejor!

Birome por un lado, sobre por el otro I.
En estas elecciones conviven dos sistemas electorales y eso genera confusión. Algunos votantes colocan en el sobre la boleta sábana y también la boleta única. ¡Una verdadera mezcolanza!

Birome por un lado, sobre por el otro II.
Una precandidata votó para diputados y senadores donde correspondía y cuando debió sufragar para el Concejo volvió al lugar donde estaban las boletas sábana. ¡Además de birome a veces hay que llevar GPS!

Reloj descompuesto.
La mayoría de las mesas arrancaron a partir de las 8.30. En una Escuela céntrica hubo gente que fue a votar temprano y se tuvo volver a su casa porque no abrían las mesas. ¡La próxima hay que poner más temprano el despertador!

¿Con C o con S?
Para ayudar a los electores, en una de las urnas colocaron un cartel indicando que ahí se depositaban los votos de los precandidatos al Concejo, pero se equivocaron y lo escribieron S (Consejales). ¡A repasar ortografía para noviembre!

Votó dos veces.
Una precandidata a concejal votó antes de que llegaran los medios locales. Por lo tanto cuando llegaron las cámaras tuvo que actuar como si fuera en vivo. ¡Se merece un Óscar!

Se olvidó el bolígrafo.
Teniendo en cuenta las medidas de protección por covid-19, uno de los requisitos de la elección es llevar birome y alcohol. Un precandidato no llevó birome. Siempre atento un exconcejal se la cedió amablemente. ¡Aunque no lo veamos, Raúl siempre está!

Banderines de colores.
El 11 septiembre se celebró el Día del Maestro y la Escuela N° 159 se preparó para la ocasión. A raíz de esto, la llegada de las elecciones encontró a la institución con carteles y banderines de colores en el frente. ¡Así dan más ganas de ir a votar!

Dulces para todos.
Militantes de distintos espacios recorrieron las escuelas con cajas llenas de cosas dulces para sus fiscales pero no fueron mezquinos al momento de compartir con otros espacios. ¡En la mesa compartida se achican las grietas!

Hay prioridades y poca empatía.
Respetando la normativa vigente, las escuelas dieron prioridad a la votación de personas adultas mayores que fueron a cumplir con su deber cívico. Sin embargo, no todos tomaron bien la medida y más de uno se quejó porque se le adelantaban en la cola. ¡Más respeto con los abuelos y abuelas!

Un desubicado a la derecha.
Mientras un importante grupo de gente esperaba en la vereda del IVM para entrar a votar, un vecino pasó en auto por la calle Independencia y gritó: "No votemos". ¡Cada loco con su tema!

Una larga espera con final abierto
Una mujer esperó aproximadamente dos horas para poder votar pero cuando llegó ante las autoridades advirtió que se había equivocado de mesa. Ante la confusión pidió que la dejaran votar en donde le correspondía. Ante la negativa de los responsables de esa mesa una precandidata a concejal, que advirtió la situación, intervino y logró que pudiese sufragar. ¿Habrá a votado a la mujer que la ayudó?

¿No sabe contar?
La delegada de una Escuela dijo: “Suban cinco de la Mesa 1.138”. Pero subieron seis. Mientras tanto, una abuela que no podía subir las escaleras, esperaba sentada que bajen las urnas de esa misma mesa. ¿El sexto en cuestión, estaba dormido o se hizo el pícaro?

Alegría compartida.
Luego de votar, en diálogo con la prensa, el intendente Maximino se conmovió hasta las lágrimas al contar que había acompañado a su hija a votar por primera vez. ¡Pese a todo, la democracia siempre es emocionante!

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales y no deben ser atribuidos al pensamiento de la redacción de El Correo de Firmat. Los comentarios pueden ser moderados por la redacción.